Contador de Visitas

Followers

Videos del Movimiento Popular Cubano

Loading...

Libertad de Expresión

Libertad de Expresión

Webmaster

Webmaster
Alana1962

Contador de Visitas

contador de visitas
contador de visitas contribuyentes

LA INGOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA COMO INSTRUMENTO DE LUCHA

Publicado por domingo, 12 de julio de 2009


Por Victor E. Sánchez

La ingobernabilidad democrática es la herramienta de lucha por excelencia para sacar del poder a los gobiernos totalitarios o autoritarios de corte izquierdistoides. La ingobernabilidad democrática es la versión moderna de la lucha cívica no violenta, que no toma como centro la demanda de derechos cívicos, sino la exigencia de bienes y servicios concretos, a partir de la insatisfacción generalizada de las prestaciones sociales.

La izquierda ha manejado muy bien la insatisfacción social como bandera de lucha, algo que se atribuye como propia y cuando asume el poder la convierte en su patrimonio. Y negligentemente, la oposición al verse sin base social, trata de confrontar el poder político en la cúpula, no desde su base, para recuperar el poder de convocatoria y su capacidad movilizativa de los más necesitados.


La estrategia es similar a la de los movimientos sociales de izquierda, algo así como la cura a partir de su propio veneno, pero con otro fin: recuperar la democracia de origen y en ejercicio. Aquí hay que tener mucho cuidado, no subestimar la capacidad operativa de los regímenes totalitarios y quererlos enfrentar con las herramientas típicas de la democracia, porque pueden ser oxígeno para su fuego.

No hay experiencia del desmonte de un sistema totalitario bajo esta condición social, donde se haya impuesto la voluntad de los que no quieren vivir como siempre sobre los que quieren seguir viviendo como hasta ahora. Sin embargo, eso no significa la ineficacia del método propuesto, cuando no hay ninguna alternativa viable a la vista.

El caso cubano es buen referente, porque aunque no se ha encontrado el método apropiado para salir del totalitarismo, si ha sido un buen teatro de operaciones donde se han ensayado un sin número de estrategias, que ante sus evidentes fracasos, no ameritan repetirse en nuevos escenarios como Venezuela, Bolivia, Nicaragua o Ecuador.

La ingobernabilidad democrática necesita de una voluntad cívica, que debe formar parte de una disciplina espiritual y psicológica de los líderes, para llevarla a cabo. Y de una conciencia nacional, al menos de la dirigencia superior opositora, para evitar que las artimañas del poder puedan hacerlos caer en su propia trampa, como conminarlos a abandonar su escenario natural de lucha, hacerlos emigrar, bajo la premisa de “enemigo que huye puente de plata”.

La Oposición nunca puede ser reactiva, sino proactiva, trazar y adelantar sus propias iniciativas, principalmente las relacionadas con su base social. En este aspecto es muy importante las observaciones que hace la colega periodista Hilda Pupo S. del periódico Ahora de Holguín. “Resultar maltratado cuando le prestan un servicio, y no reclamar por pena o porque se cree infructuoso, alimenta, sin quererlo, las actitudes conformistas. Aceptar en silencio una desfachatez, es la mejor manera para acrecentar los tan criticados actos de violación de sus derechos como consumidor, usuario, paciente o simple ciudadano; es renunciar a la posibilidad de protegerlo”.
La indefensión adquirida es parte de los mecanismos sistémicos de los regímenes totalitarios, que se estabilice como una cultura, incluso para los derechos básicos, entonces que decir frente a derechos civiles y políticos, que conllevan más riesgos y son menos atractivos para la población común.

La importancia de la ingobernabilidad democrática, que no es más que el reclamo generalizado de los bienes y servicios ante un gobierno que es responsable de todo, es que tiene como objetivo descentralizar la represión, darle una base moral a la lucha política y motivar a las masas para su incorporación a la misma. La masividad impide la responsabilidad directa de líderes que podrían ser encausados y sometidos a medidas ejemplarizantes, que puede incluir hasta la pena de muerte. Esto es parte de la estrategia de un ex preso político y líder de la oposición santiaguera, que siempre llamaba a saturar la represión como estrategia de lucha.

La ingobernabilidad democrática, aunque es un fenómeno de masas, debe ser orientado, canalizado y liderado por la oposición política y la sociedad civil. Quienes a su vez deben definir muy bien y dejar bien claro el papel y la diferencia entre movimientos políticos y organizaciones de la sociedad civil, para no interferir en los objetivos y propósitos de cada una y desvirtuarse de su verdadero papel ante la sociedad.

Los líderes de la oposición política y de la sociedad civil son los primeros que deben interiorizar el alcance y estrategia de la ingobernabilidad democrática, que con la implementación masiva de sus métodos alcanzarán el propósito de la unidad en la lucha, sin buscar esa unidad estructural, que muchos se proponen y que se hace imposible de lograr. No obstante, la efectividad de la ingobernabilidad democrática depende de la capacidad de los líderes de preparar y capacitar a sus activistas en este método de lucha, que a su vez serán los encargados de ponerlos en práctica y servir como detonantes en las demandas sociales.

Los integrantes de la oposición militante, son los primeros que deben asumir una conducta de ingobernabilidad y tenerlaen práctica permanentemente. Eso significa, no deponer la asistencia a ninguna actividad programada por una citación de los órganos represivos; no permanecer voluntariamente en los puntos de citaciones, después de la hora fijada, sin la atención del funcionario previsto; no aceptar métodos de tortura física y psicológica, como permanecer pasiblemente en las oficinas de interrogatorios por tiempo indefinido con la climatización a niveles humanamente insoportables. No aceptar –nunca– como bueno el trato dispensado durante detenciones largas o cortas; no pagar multas por implicaciones políticas y estar preparados para la confrontación política con sus represores y la aceptación voluntaria y consciente del sufrimiento que impone la lucha, para enfrentar el miedo que nos impone el enemigo como tortura psicológica.

La oposición tiene que preparar seminarios para impartir los métodos de la ingobernabilidad democrática y las organizaciones entrenar a sus activistas en la implementación de la misma. Los activistas deben aprovechar todo escenario propicio, para resaltar la inconformidad social, desde una reunión de barrio hasta una manifestación espontánea de inconformidad. Siempre haciendo alusión a su representatividad social como miembro de una organización de la oposición política o de la genuina sociedad civil.

Las condiciones objetivas y subjetivas para implementar este método de lucha están dadas, prueba de ello, fue la visita por los diferentes municipios del Primer Secretario del Partido Comunista en la provincia de Santiago de Cuba, Lázaro Espósito a quien la población lo bombardeó con sus planteamientos y quejas, por las pésimas condiciones que viven, principalmente los pobladores de las zonas rurales.

La oposición política para lograr sus objetivos de vinculación con las masas tiene varias premisas que cumplir: a) Convertirse en una oposición real y técnicamente definida bajo los principios y métodos establecidos bajo los cánones internacionalmente reconocidos b) Identificar los principales reclamos de la sociedad y salir en su representación para demandarlos, no para solicitarlos c) Asumir los riesgos y sacrificios de la lucha interna, sin abandonar el país. No se puede predicar la moral de la lucha, con una visa en el bolsillo d) Estructurar mecanismos de representatividad y elegibilidad política que ponga a la oposición en capacidad de formar gobierno.

La ingobernabilidad democrática no tiene como premisa convertir a los individuos en patriotas, sino crear los mecanismos que los obligue a comportarse patrióticamente y para ello, hay que contrarrestar los elementos negativos en la sociedad, como el escapismo, abandonar el país como única alternativa viable para lograr resultados deseados a corto plazo. Solo los que nos quedemos aquí podremos incidir en esa gran mayoría de la población que está obligada a quedarse en la Isla, a pesar del inmovilismo generalizado, albergando la esperanza de algún día abandonar el país. Los que nos quedamos tenemos la obligación de implementar la ingobernabilidad democrática, si algún día queremos disfrutar y dejar para nuestros descendientes nuestra propia libertad, no una libertad ajena y prestada por demás.

He recibido una gran cantidad de interrogantes y preocupaciones relacionados con la ingobernabilidad democrática. La mayoría relacionadas con los riesgos que representa asumir una actitud de ingobernabilidad, que infiere la posibilidad real de ir a la cárcel.

La ingobernabilidad es un cambio de mentalidad que conlleva por sí misma un cambio de actitud. Esa actitud es una manera diferente de enfrentar las imposiciones del poder, por lo que la cárcel es parte de la estrategia, que incluso puede llegar a provocarse para saturar la represión y desmontar uno de los instrumentos represivos más efectivos de los regímenes totalitarios, el miedo.

La prisión tiene dos componentes que se deben tener en cuenta, si se quiere vencer su efectividad como método represivo: que se considere un fin, un propósito. En un término muy nuestro, como una tarea y que los que vayan a cumplir esa misión, reciban una atención esmerada por parte de sus compañeros, primero para con su familia, desde el mismo instante de la detención y luego con los encarcelados.
El apoyo tiene que ser moral, material y logístico, pero algo preconcebido para que los luchadores políticos y sociales enfrenten los arrestos y encarcelamientos, seguros de que sus seres queridos, incluso bajo su responsabilidad, estarán amparados por sus compañeros de lucha. Solo así se podrá elevar la moral de nuestros activistas, que podrán asumir las detenciones y encarcelamientos como parte de esta nueva estrategia de lucha.
La participación masiva en la ingobernabilidad democrática, será el mejor antídoto contra la represión, hay que llevar el régimen a la represión masiva, para poderlo saturar. En este sentido hay que desplegar todo un movimiento cívico contra la pena de muerte, expresión máxima de la represión del régimen, pero que entra en franca contradicción de los movimientos sociales izquierdistas, ya que el enfrentamiento a la pena de muerte es una de los componentes fundamentales del antiamericanismo mundial.

Si la ingobernabilidad democrática contempla un cambio radical en la mentalidad, también requiere de un cambio radical en las acciones, que necesitan de nuevas estructuras para implementarlas. Así, la creación de los Municipios de Oposición, sería el embrión de nuestros futuros gobiernos locales, pero además sería la mejor manera de que la población se vaya acercando y reconociendo a un nuevo liderazgo.

La decisión de algunas organizaciones políticas del país de implementar algunas iniciativas de la ingobernabilidad democrática, obliga a acelerar la elaboración metodológica de su puesta en práctica y la capacitación masiva de los activistas políticos y sociales en esta nueva forma de oposición, que va a requerir de un nuevo componente humano, con motivaciones e intereses diferentes.

La descentralización de la oposición y la creación de estructuras locales que canalicen las inquietudes sociales y demanden del gobierno el cumplimiento de sus obligaciones materiales y de servicios, va a necesitar de recursos externos y de un compromiso mayor de aquellos que un día formaron parte, precisamente de esta oposición.

Los pueblos no pueden arrastrarse a la lucha, hay que crear mecanismos que los entusiasme a participar en ella. Los gobiernos de oposición local pueden motivar, incluso a las personas radicadas en el exterior a apoyar la lucha interna y facilitar que la ayuda de las Agencias norteamericanas se distribuya de forma más equitativa a nivel nacional y no como hasta ahora que favorece a grupos y personas de acuerdo a los intereses de los que las distribuyen desde el exterior.

El uso de la tecnología y la fiebre de los blogs, podría facilitar darle rostro a todos nuestros municipios, donde cada uno pueda promover desde sus nuevas figuras políticas hasta sus proyectos sociales y sus actuales condiciones, incluso de infraestructura, como es la falta de viviendas, viales, agua potable, electricidad, transporte, etc.

La ingobernabilidad democrática incluye el ejercicio de todas las libertades, desde la política hasta la económica, por tanto debe insistirse ante los campesinos el derecho que les asiste de producir y vender libremente sus productos y a los ciudadanos a comprar y vender libremente sus bienes y servicios. El mercado negro ha sido la expresión máxima de desobediencia de la población cubana, por tanto debe entenderse como acto de reivindicación ante la falta de la libertad económica.

La oposición tiene que identificar todas aquellas promesas que la llamada “Revolución” le hizo al pueblo y empezar a ejercerlas libremente, como un derecho natural que le existe, desconociendo las imposiciones que ahora se les imponen. Muchas de ellas no aparecen bajo prohibiciones o regulaciones jurídicas, como es el traslado de productos agrícolas desde las zonas rurales hacia la ciudad, los que muchas veces son decomisados de forma arbitraria, hay que educar a la población y representarla en la defensa de su libertad ejercer todo lo que no esté prohibido o bajo prohibiciones ilógicas e irracionales.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Bandera Cubana

Bandera Cubana

Escudo

Escudo

Tocororo

Tocororo
Ave Nacional

La Mariposa

La Mariposa
Flor Nacional

Injusticias a un Angel

Injusticias a un Angel
Angel Luis un niño que ha sufrido las injusticias del sistema de salud cubano.

El Blog de Reyna Luisa Tamayo

El Blog de Reyna Luisa Tamayo
La madre de Zapata Tamayo estrena blog

Unidad Venezuela

Unidad Venezuela
El Blog de la Oposicion Venezolana

Apoyando a Reyna Luisa Tamayo

La Revolucion de los Gladiolos

Mujeres con Coraje

Firmas para la libertad de los presos politicos cubanos

Recargale el movil a un OPOSITOR A CASTRO

Recargale el movil a un OPOSITOR A CASTRO
aqui puede recargar el movil que elija

Autogestion Cuba

Autogestion Cuba
Un blog de Dionisio de la Torre Jr.

Blogacciones por Cuba

Blogacciones por Cuba
Tierra virtual del cubano, espacio donde nos unimos por la justicia, por Cuba

Archivos